riesgo_pais_mexico_banderaCONTEXTO ECONÓMICO

México se encuentra entre las 20 principales economías del mundo y es la segunda economía más grande de América Latina, a continuación valoraremos el Riesgo País México.

En 2014 su economía creció en un 2.4%, sin olvidar que depende altamente de la salud de la economía estadounidense. Mantuvo un ritmo similar de crecimiento en 2015 (2,3%) si bien es cierto que desde el 2012, el peso mexicano ha caído frente al dólar americano, el yuan chino y la libra esterlina.

La economía se ha beneficiado en gran medida gracias a que en 2014 se convirtió en el productor más grande del subcontinente creciendo de forma estable las remesas de mexicanos que viven en los Estados Unidos. Por su parte, la Inversión Extranjera Directa (IED) disminuyó en 2014 pero repuntó con fuerza el año siguiente.

México experimentó una caída en sus ingresos del 38% durante casi todo el año con el descenso del precio del petróleo en 2015, lo que resultó ser, junto con una caída también de la producción y una notable reducción en la exportación, un déficit comercial mexicano. México tuvo que aumentar su déficitr y fue por ello que el presupuesto para 2016 presentó recortes valuados en 5.35 mil millones de euros.

México continúa sufriendo por el clima de violencia y además el desempleo bajó a 4,3% en 2015.

 

PRINCIPALES INDICADORES MACROECONÓMICOS  A TENER EN CUENTA

 

riesgo país méxico

 

COMPARATIVA: FORTALEZAS Y DEBILIDADES DEL PAÍS

riesgo pais mexico fortalezas y debilidades

 

TAL VEZ TE INTERESA LEER…. RIESGO POLÍTICO EN BRASIL

La incertidumbre en torno a la futura política comercial de Estados Unidos está frenando el crecimiento

El principal motor para que la economía mexicana despegara y creciera en 2016 fue la demanda interna. Gracias a un acceso más fácil al crédito y el aumento de las remesas de los trabajadores en el extranjero.

Por su parte, las exportaciones no se beneficiaron de la depreciación del peso frente al dólar debido a la desaceleración de la actividad en los Estados Unidos que es su principal cliente.

¿Qué se espera en 2017?

  • Se espera que el crecimiento siga siendo muy débil debido a incertidumbres en torno a las posibles medidasoteccionistas en cuanto a su comercio con Estados Unidos.
  • Se espera, tal como comentaba el nuevo presidente electo en funciones Donald Trump, la imposición de impuesto del 35% sobre las exportaciones mexicanas al mercado estadounidense, algo que hará peligrar la industria mexicana, ya que casi el 80% de sus exportaciones se dirigen allí.
  • La inversión pública permanecerá paralizada debido a los recortes presupuestarios derivados de los bajos niveles de ingresos de los gobiernos debido a la reducción de los ingresos del petróleo y el gas, a pesar del incremento lento pero gradual de los precios.
  • Respecto al consumo en los hogares, puede decirse que notarán los beneficios del aumento previsto de las remesas de los trabajadores mexicanos que viven, en su mayoría, en los Estados Unidos. Esto es así porque es posible que aumente debido al impacto de la depreciación del peso, pero se mantendrá dentro del rango meta (3-4%) establecido por el Banco Central.

 

DISPONEN DE UNA POLÍTICA ECONÓMICA “PRUDENTE”

En 2017, se espera que México siga una política presupuestaria prudente debido a la reducción del nivel de los ingresos procedentes del sector de la energía, a pesar de la recuperación gradual de los precios del petróleo por lo que el gobierno tiene la esperanza de compensar la disminución en el gasto de inversión pública por medio del aumento de las asociaciones público-privadas, como lo demuestra la apertura del capital de PEMEX, la compañía nacional de petróleo y gas que va a soportar el peso de los recortes de la inversión.

Bien es cierto que se está estudiando la implantación de una nueva ley de responsabilidad fiscal en los Estados locales. Esta nueva ley supondrá una limitación para la emisión de deuda (sólo cabrá permitir la inversión pública y la refinanciación de la deuda).

Respecto a la política monetaria, las incertidumbres causadas por Donald Trump  y sus afirmaciones en futuras reformas, alimentan que el peso mexicano en 2017 puede ser muy volátil.

Por último, México puede utilizar la línea de crédito flexible otorgada por un período de dos años por el FMI en mayo de 2016 (8% del PIB), en caso de extrema necesidad.

La política exterior seguirá siendo la prioridad para el presidente Peña Nieto en 2017

Es probable que durante el 2017, el gobierno mexicano concentre sus negociaciones con los Estados Unidos pare renegociar las condiciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) y para aumentar la tasa de expulsiones de ciudadanos mexicanos que viven ilegalmente en Estados Unidos. A México no le queda otro remedio que aceptar la mayoría de las condiciones impuestas por EEUU ya que en términos de comercio (80% de sus exportaciones) es gracias a EEUU.

México también depende de los Estados Unidos para ayuda militar y los necesita para conseguir información y poder enfrentarse a la lucha contra los carteles de la droga ya que el crimen organizado, la corrupción y la violencia continúan teniendo un impacto en el clima de negocios.

Por último es bueno destacar que la reforma del mercado de la energía ha demostrado ser más prometedora. Pide, además, que cubren los bloques de petróleo y gas: agua profunda es probable que tenga lugar durante el año.

TAL VEZ TE INTERESA LEER…. RIESGO POLÍTICO EN BRASIL