El riesgo de impago en Cataluña se hace cada vez más latente debido a la época de incertidumbre política. 

Los empresarios paralizan sus inversiones ante la incertidumbre en Cataluña y el choque institucional.

La tensión política en Cataluña es un riesgo real que afecta enormemente a la confianza de las pequeñas y grandes empresas. Las consecuencias en un futuro próximo podrían ser terriblemente negativas en las condiciones de financiación.

Las tensiones van incrementándose ya en la prima de riesgo. Posteriormente, lo harán en los tipos de interés que pagan familias y empresas.

 

Más de 2.200 empresas han abandonado ya Cataluña. 

El sector económico viene advirtiendo desde hace tiempo que el incremento del desafío soberanista en Cataluña provocaría más si cabe, un parón del consumo. Ya son miles las empresas con sede en la región que han sacado sus capitales de Cataluña y han abandonado la región. Con previsión de tal acontecimiento, muchas de ellas ya tenían redactados los planes de contingencia que contemplaban un cambio de domicilio social. Sin necesidad de reformar los estatutos y con la simple aprobación del consejo. Son las matrices de las grandes compañías extranjeras con filiales en Cataluña las que trabajaron y siguen trabajando en esos planes.

Son ya numerosas las asociaciones empresariales tanto catalanas como del conjunto de España las que han advertido la creciente preocupación en multitud de empresas, grandes y pequeñas, debido al denominado procès y las incertidumbres que actualmente sigue provocando.


Por eso, la fuga de capitales catalanes a otras partes del territorio español o incluso al extranjero, es un tema a la orden del día. Cada día un hecho más latente.  


Josep Bou, (presidente de la asociación Empresaris de Catalunya), ha dejado constancia del incremento masivo de las dudas y de las consultas de las empresas y organizaciones acerca de las posibles consecuencias que provocaría la eventual independencia.

Ya son la inmensa mayoría de empresas a las que el cambio del marco jurídico está afectando y si aún no lo ha hecho, afectará  y por ello, están preocupadas. Son aquellas que:

  • Firman contratos mercantiles o comerciales,
  • Contratos de compra de maquinaria,
  • De compra de servicios, de productos, de bienes de equipo…

Sus actividades y los contratos firmados de los que se derivasen las mismas quedarían anulados y su patrimonio estaría expuesto en un corto plazo.


Es por esto que cada vez son más las empresas que deciden contratar un buen seguro de impagos o un seguro de riesgo de crédito para cubrir sus negocios y asegurar su patrimonio. Infórmate aquí


¿Cuáles son las estrategias y los planes de actuación que se están llevando a cabo y se implantarán de manera genérica en un corto periodo de tiempo?

riesgo de impago en cataluñaAl mismo tiempo que el riesgo de impago en Cataluña aumenta, son los ingresos por impuestos los que están sufriendo descensos causados por el traslado de empresas fuera de Cataluña.

La gran mayoría de las estrategias se centran en un traslado temporal y eventual de su sede. Otra estrategia a la que se están acogiendo las empresas que sacan sus capitales, es la deslocalización del negocio. La mayor parte de empresas, las que deciden establecerse en Madrid. El cambio del domicilio social empresarial dentro del territorio español es pues, la decisión más compartida.

Este hecho no es el primero que está viendo ya la luz tal como anunciábamos. Meses previos al referéndum independentista del 9 – N y antes de que el riesgo de impago en Cataluña se materializase, 500 empresas abandonaros Cataluña y se instalaron en Madrid.

Escasas esperanzas

Son escasas las esperanzas que le queda al mundo empresarial en Calatuña después de este controvertido 1 de octubre. Se alimentan con poco entusiasmo de las propuestas de creación de una comisión en un Congreso de los Diputados. Todo esto por su puesto…sin mayorías absolutas.

Son cada vez más las empresas, (PYMEs y grandes empresas sin distinción) las que deciden contratar un seguro de impago. De esta manera, podrán combatir el riesgo al que sus negocios pueden enfrentarse en mayor o menor medida. Es por esto también, que el riesgo de impago en Cataluña es uno de los temas actuales que tanto preocupa a los empresarios. Su preocupación les insta a dejar de seguir actuando allí para asegurar su patrimonio en capitales como Madrid.


Por eso, los seguros de crédito empresarial, los seguros de impago, los seguros de crédito por riesgo político y comercial, se hacen necesarios en ésta época de incertidumbre política, económica, empresarial y ciudadana.